Inicio de sesión

Cerrar

Blog

Sabrina Gaete
Aug, 13,2014
Journalist, WOBI.com
comentarios

Claudio Fernández-Aráoz, que se presentará en el World Business Forum New York el próximo mes de octubre, ofrece algunas perspectivas acerca de cómo identificar el talento y tomar grandes decisiones sobre las personas. 

1. En tu libro It's Not the How or the What but the Who: Succeed by Surrounding Yourself with the Best, escribes cómo "el arte de las grandes decisiones sobre las personas" - rodearse de las personas adecuadas - puede determinar el éxito. ¿Hay trampas generales que deben evitarse y mejores prácticas a adoptar cuando se trata de tomar una decisión sobre la gente, o cada cita tiene sus propios matices?

Como director general de Capital One Richard Fairbank dijo hace varios años, "en la mayoría de las empresas, la gente pasa el 2% de su tiempo reclutando, y el 75% gestionando sus errores de reclutamiento". Esta trampa es la más importante de evitar si queremos rodearnos con los mejores y ayudarlos a prosperar. Una pequeña inversión ahora en aprender a rodearnos con los mejores rendirá grandes dividendos personales y organizacionales en el futuro.

Mark Murphy
Jul, 30,2014
Founder & CEO of Leadership IQ
comentarios

Empleados inspirados, innovadores, comprometidos y motivados son lo que todo líder quiere, pero muchos líderes no pasan el tiempo suficiente con sus empleados para generar esos resultados. Leadership IQ  recientemente encuestó a más de 32 mil personas y descubrió que la mayoría de la gente gasta alrededor de 3 horas a la semana (o menos) interactuando con su jefe. Si bien esto puede parecer mucho tiempo, resulta que para dar forma a un equipo óptimamente motivado, comprometido, inspirado, e innovador, los líderes deben pasar alrededor de 6 horas por semana interactuando con sus empleados. De hecho, las personas que pasan alrededor de 6 horas están un 29% más inspiradas, un 30% más comprometidas, y 16% más innovadoras que las personas que sólo pasan 1 hora por semana interactuando con su líder.

Sabrina Gaete
Jul, 16,2014
Journalist, WOBI.com
comentarios

Daniel Gilbert se presentará en World Business Forum New York en octubre. Aquí, algunas de sus perspectivas sobre la felicidad. 

1. En tu libro Stumbling on Happiness, cubres los aspectos psicológico, científico, y económico que dan forma a nuestra búsqueda de la felicidad. Cuéntanos cómo la imaginación humana nos puede alejar de la felicidad.

Todos los animales hacen "predicciones" sobre el futuro. Cuando un ratón o una paloma, o incluso una babosa de mar aprenden a evitar una descarga eléctrica de un experimentador, predicen con éxito su futuro y toman medidas para cambiarlo. Los seres humanos usan el mismo truco, por supuesto, pero se complementan con algo más: la imaginación. Somos el animal que puede simular eventos en su mente y así aprender de sus errores sin tener que cometerlos. No tienes que hornear un cupcake de hígado y cebolla para saber que si lo haces será una fabulosamente mala idea, porque puedes imaginar cómo será su sabor.

Mark Murphy
Jun, 25,2014
Founder & CEO of Leadership IQ
comentarios

A pesar de la variedad de personalidades y actitudes por ahí, todavía se puede categorizar gente en dos grupos: los portadores de problemas y los solucionadores de problemas. Cuando le preguntas a un portador acerca de un problema, se escucha sobre el problema y nada más. Todos hemos trabajado con estas personas que pueden pasar el día hablándote acerca de un problema, sin llegar nunca a estar cerca de una solución.

Por el contrario, cuando se le pregunta a un solucionador de problemas acerca de un problema, se escucha sobre el problema, pero también se escuchará algunas soluciones posibles. Para estas personas, la separación de los problemas y soluciones es tan ridícula como la separación de lo húmedo del agua. No importa cuál sea la actitud particular que estás buscando contratar, querrás que esa persona tenga una predisposición a solucionar problemas.

Echemos un vistazo a cómo se aplica esto a tres preguntas de comportamiento en entrevistas de  trabajo.

Marcus Fischer
May, 09,2014
Chief Strategy Officer, Managing Partner at Carmichael Lynch
comentarios

Estamos en un negocio de servicios profesionales. El activo más importante que tenemos es nuestra gente - y comienza y termina con la contratación de las personas adecuadas. Nadie en el negocio dejaría de estar de acuerdo con eso, sin embargo la mayoría de las personas no se comporta de esa manera al momento de la contratación.

Entrevistar, reclutar y contratar son tareas humanas. Y, como seres humanos, traemos mucho peso a esa tarea, y el pensamiento inteligente suele ser revocado por la emoción y los prejuicios.

Mark Murphy
Sep, 11,2013
Founder & CEO of Leadership IQ
comentarios

Cuando los empleados remotos tienen conversaciones profundas con sus directivos, la motivación de los empleados y el compromiso se dispara. Ahora, el hecho de que la comunicación más profunda es un gran controlador de rendimiento de los empleados probablemente no te impacta. Pero lo que puede sorprenderte son las cosas cotidianas que la mayoría de los jefes de los empleados remotos hacen y dicen, y que evita esas conversaciones profundas.

Anthony Marzulli
Aug, 08,2013
Vice President, Talent Management Solutions ADP, Inc.
comentarios

Tu empresa puede tener los mejores productos y servicios en el mundo, pero sin grandes empleados no llegará muy lejos. Los empleados son el alma de cualquier organización. Pueden hacer o deshacer un negocio. Es por eso que invertir en el desarrollo de tus empleados y alentar sus objetivos es crucial para el éxito de tu empresa.

Estos son algunos consejos sobre cómo crear esos vínculos para que los empleados y tu empresa tengan éxito.

Jeanne Meister
Jul, 26,2013
Researcher, consultant and speaker on the future workplace
comentarios

Si nunca has revelado los detalles de una borrachera en el trabajo, si no has puesto música a todo lo que da desde tu cubículo, o no has tomado una siesta durante una reunión recientemente, entonces estás en mucho mejor forma que muchos de los empleados de una compañía de salud del Fortune 500, donde últimamente algunos gerentes de las unidades de negocio han pedido al departamento de Recursos Humanos ayuda para  enseñar lo que ellos denominan como “etiqueta de los millennials en el trabajo”.

De hecho, están pidiendo libros, programas de entrenamiento, videos y cualquier cosa que oriente a los empleados millennial a las normas y cultura de una organización.

John Maxwell
Jul, 19,2013
Author and internationally renowned expert on leadership
comentarios

Hace poco, me hicieron una pregunta que suelo escuchar bastante seguido.

Por lo general, quien pregunta es joven, quizás recientemente graduado del colegio. Son casi nuevos en su actual empleo. Y, generalmente, puedo escuchar su frustración cuando preguntan:

Por favor dígame, ¿cómo puede crear un cambio alguien que recién está entrando en la fuerza laboral?

Es probable que esta pregunta te resulte conocida. ¿Crees que en tu organización se necesite un cambio? ¿Te frustra ver que nadie más lo crea así – menos aún haga algo al respecto? Quizás recién hayas terminado tus estudios universitarios y has obtenido tu primer trabajo. O, probablemente, seas un trabajador veterano, pero recientemente contratado. Sea cual sea tu situación, parece un chiste cruel.

Mark Murphy
Jul, 17,2013
Founder & CEO of Leadership IQ
comentarios

Una opinión común entre los líderes de generaciones anteriores es que los empleados de la Generación Y (y algunos más jóvenes Gen X'ers ​) esperan elogios inmerecidos (promoción, beneficios, o algún otro tipo de recompensa). Estos líderes se sienten frustrados, enojados, y firmemente resueltos a "no bajar mis estándares”. Hay un problema aquí, sin embargo, que indicaría que una gran cantidad de líderes se estresan innecesariamente. Cuando Leadership IQ estudió el grado en el que a la gente le gusta o no le gusta trabajar con personas de un rendimiento bajo, encontramos que al 87% de las personas universalmente no les gusta trabajar con aquellas de bajo rendimiento. Resulta que los empleados de la Generación Y odian trabajar con gente de bajo rendimiento, tanto como los Baby-Boomers, los tradicionalistas y la generación más grande. Esto derriba el mito de que los empleados de la Generación Y son todos de bajo rendimiento, y que se presentan a trabajar esperando algo a cambio de nada.