Inicio de sesión

Cerrar

Blog

Cinco tendencias que redefinirán la gestión del capital humano
Mar, 04,2013
Vice President, Strategy and Marketing Multinational Corporations at ADP
comentarios

El estado del empleo global es desconcertante. Mientras que, aproximadamente, un 7% de la mano de obra de los Estados Unidos está desempleada, más de dos tercios (65%) de las compañías de todo el mundo están preocupadas por retener a empleados de alto rendimiento y con habilidades críticas, de acuerdo con Towers Watson. Más de la mitad (52,3%) de los empleadores están preocupados o muy preocupados acerca de la escasez de talento cualificado. Las organizaciones multinacionales que buscan fortalecer su fuente de talento deberían focalizarse en su activo más importante: sus empleados actuales. La Gestión del Capital Humano (GCH) es el enfoque de dotación de empleados que reconoce esta necesidad y respalda el continuo perfeccionamiento de los trabajadores – no solamente su nivel de habilidad para tu negocio, sino también recompensar su lealtad, ofreciéndoles desafíos nuevos y emocionantes.

La GCH debería estar guiada por la estrategia, y debería alinear la estrategia de personal de tu organización, con los valores y objetivos generales de tu compañía. Un desafío crítico para los líderes es asegurarse de que el ciclo de vida completo de cada empleado (desde la contratación hasta la jubilación) esté alineado con los objetivos estratégicos de tu negocio. Desarrollar y comprometer a los empleados, y gestionar su rendimiento son prioridades clave que aumentan la productividad de tu negocio y permiten su crecimiento. Desafortunadamente, el 93% de las compañías norteamericanas no han puesto en práctica la estrategia de gestión de talento. Incluso para las compañías que practican la GCH, hay tendencias clave en el ambiente de negocios actual  que deberían ser tenidas en cuenta para evitar debilitar tu programa de gestión de talento. A continuación, el Top 5 de los desafíos que modificarán las necesidades de la GCH entre las compañías en los próximos años:

Desafío #1: la globalización

La mano de obra actual es cada vez más global. De hecho, de acuerdo con el Instituto de Investigación de ADP, el 40% de los empleados trabaja fuera del país de origen de sus respectivas organizaciones. Desde la planificación de indemnización, hasta los análisis de rendimiento y herramientas de aprendizaje, una mano de obra tan esparcida exige una GCH integrada. Además, la integración es muy beneficiosa para el éxito financiero – las compañías pueden obtener un 38% más de ganancias por empleado al estandarizar sus procesos globales de GCH, de acuerdo con CedarCrestone.

Desafío #2: la demografía

De acuerdo con el Departamento de Censos de Estados Unidos, casi la mitad (47%) de la mano de obra norteamericana actual nació después de 1977. Los empleados de la Generación X y la Generación Y proveen al lugar de trabajo con nuevas herramientas que deben ser aprovechadas y no pueden ser ignoradas si las compañías quieren retener al mejor talento. De acuerdo con una investigación de Frost & Sullivan, el 70 % de todos los empleados utilizarán sus dispositivos móviles para completar su trabajo diario este año. Además, el social media está siendo cada vez más utilizado entre los community managers. Más de la mitad (52%) de los ejecutivos consideran al social media como una eficaz herramienta de colaboración. Las herramientas móviles de la GCH, las integraciones sociales y una comunicación clara de las políticas del social media no son negociables en este ambiente.

Desafío #3: la integración

Lo simple es mejor. De acuerdo con el Instituto de Investigación, las compañías necesitan, en promedio,  gestionar más de 8 sistemas de RR.HH. y payroll o proveedores. Los sistemas diversos generan un estrés mayor en el equipo de recursos humanos. Más de la mitad (58%) del tiempo de los empleados de recursos humanos se gasta en tareas administrativas, y un 19% de su tiempo se pierde al ingresar datos en sistemas múltiples. Más aún, la integración de estos sistemas, por lo general, diversos será una necesidad para ayudar a reducir errores, evitar esfuerzos dobles, minimizar el trabajo manual y liberar a los empleados de RR.HH. para que se focalicen en actividades más estrategicas.

Desafío #4: el cumplimiento

Cumplir con leyes de empleo en constante cambio, prácticas de trabajadores, impuestos, privacidad de datos y oportunidades equitativas es, a menudo, muy costoso y consume tiempo. Únicamente durante el año pasado, alrededor de veinte mil nuevas leyes fueron sancionadas, afectando a empleados de todo el mundo. Sumado a las fechas límites de cumplimiento de regulaciones de impuestos de empleo cada vez más acotadas, por los cuales los períodos de implementación pasan de meses a días, el cumplimiento puede que le impida dormir a los líderes de negocios durantes las noches. De hecho, la investigación de ADP confirma que más de la mitad de los líderes de recursos humanos identifican al cumplimiento como su desafío principal.

Desafío #5: la contención del costo

Casi todos los negocios están focalizados en gestionar el balance final. Controlar los costos a través de diversos mercados globales es esencial para el éxito. Una planificación de capital humano pobre puede generar más gastos, ya sea debido a las ineficiencias del proceso o la incapacidad de retener el talento clave, generando más estrés por la necesidad de contratar más empleados e invertir más tiempo, atención y capital. Estudios han demostrado que las firmas norteamericanas que implementan una estrategia de gestión de capital humano son capaces de reducir su costo total de propiedad – la cantidad total gastada por cada empleado en todos los servicios relacionados con recursos humanos – en un promedio del 26%.

Más allá de contratar y retener el talento más destacado, se ha demostrado que una gestión de talento adecuada tiene un impacto mensurable en los resultados de negocios. De acuerdo a unos resultados de Bersin by Deloitte, se ha demostrado que el uso efectivo de las estrategias de GCH aumentan la habilidad de una compañía para responder a condiciones económicas y reducir las posibilidades de tener que ejecutar un despido en masa.

Será interesante ver cómo las compañías globales enfrentan estos desafíos de mano de obra y cómo satisfacen sus necesidades de talento capacitado. Basándome en el ambiente cada vez más complejo en el que estamos, apostaría que la GCH se transformará en una iniciativa estratégica clave, adoptada por más empleadores de los Estados Unidos y todo el mundo.