Inicio de sesión

Cerrar

Ventajas de la especialización

Source: Optimize

Muchas empresas recurren a la subcontratación de actividades en el exterior, conocida como “offshoring”, para recortar costos y gastos operativos. Pero si la meta es lograr una ventaja competitiva sostenible en la economía global, no es suficiente. Porque esa ventaja sólo se logrará al desarrollar la capacidad para obtener una mejora más rápida, mediante el estrecho trabajo con compañías muy especializadas de otras partes del planeta. No es un objetivo inalcanzable. Pero, para conquistarlo, empresas de todas las industrias y de cualquier tamaño deberán encarar una transformación —facilitada por lo que Hagel y Seely Brown llaman “redes de procesos globales”— que incluye tres etapas: profundizar la especialización dentro la compañía, movilizar las capacidades de vanguardia entre las empresas y acelerar el proceso de aprendizaje en amplias redes corporativas.


La subcontratación de actividades en el exterior, conocida como “offshoring”, no es una buena estrategia si sólo se aplica para reducir costos. Mucho mejor es la de armar redes de procesos globales, que permiten desarrollar y compartir capacidades de primera clase.

Muchas empresas recurren a la subcontratación de actividades en el exterior, conocida como "offshoring", para recortar costos y gastos operativos. Pero si la meta es lograr una ventaja competitiva sostenible en la economía global, no es suficiente. Porque esa ventaja sólo se logrará al desarrollar la capacidad para obtener una mejora más rápida, mediante el estrecho trabajo con compañías muy especializadas de otras partes del planeta.

No es un objetivo inalcanzable. Pero, para conquistarlo, empresas de todas las industrias y de cualquier tamaño deberán encarar una transformación -facilitada por lo que Hagel y Seely Brown llaman "redes de procesos globales"- que incluye tres etapas: profundizar la especialización dentro la compañía, movilizar las capacidades de vanguardia entre las empresas y acelerar el proceso de aprendizaje en amplias redes corporativas.

 

"Empresas de todas las industrias y de todo tamaño deberán enfrentar una transformación cuyo recorrido se verá facilitado por las redes de procesos globales."

 

La buena noticia es que las compañías no están solas: la tecnología de la información (IT) las asistirá en la migración. En particular, la convergencia de arquitecturas orientadas al servicio (SOAs, por su sigla en inglés), la virtualización y las herramientas de interacción, como las redes sociales, tendrán una importancia clave. Con ellas, las empresas coordinarán recursos a escala global y dispondrán de una sólida plataforma sobre la cual desarrollar nuevas capacidades con rapidez.
Esta transformación implicará un cambio drástico en la lógica de la organización de negocios moderna.

Los mercados financieros y de productos seguirán siendo importantes, pero el centro de gravedad de la creación de valor se trasladará, de manera inexorable, a los mercados de talento. 

Las redes de procesos globales serán el andamiaje del cambio: una manera innovadora de movilizar, con flexibilidad y a escala global, las capacidades especializadas. La característica más interesante de esas redes es que muestran la actividad del negocio en su totalidad; es decir, trasponen las fronteras tradicionales de una compañía individual. Hoy, por ejemplo, la mayoría de las empresas se concentra en coordinar la actividad con su primera línea de proveedores y canales de distribución. Pocas, sin embargo, han desarrollado las habilidades necesarias para superar esa línea y llegar a coordinar el abastecimiento de materias primas hasta su destino. 

La falta de tales destrezas salta a la vista en gran parte de las empresas: muchas tratan de solucionar la complejidad de manejar procesos operativos extendidos a través de la reducción del número de socios de negocios. Cuando pueden, alientan a esos socios a reubicar sus plantas para las operaciones críticas, como la fabricación, la distribución y el desarrollo de productos. Estos enfoques bajan los costos operativos y acortan los procesos, pero sus beneficios tienen un precio alto: las empresas que trabajan con menos socios de negocios, por lo general deben resignar el acceso a las habilidades especializadas.